Pudding de chía y cacao

el

Hoy os presento una merienda saludable que últimamente se está poniendo muy de moda, el Pudding de chía. Es fresquita, de digestión fácil y sabrosa. El ingrediente base son las semillas de chía, repletas de vitaminas, minerales, Omega 3, fibra y antioxidantes. Además sabíais que contienen 3 veces más la cantidad de hierro que en la espinacas? En otras palabras son una bomba de nutrientes, así que me he animado a preparar con ellas un pudding que también pudiera probar mi hijo de 22 meses. Lo he endulzado con sirope de agave y le he decorado con anacardos triturados (@polpetta los adora), bayas de gojí y mermelada casera de frutos rojos. Pero lo bueno de esta merienda es que os podéis divertir en poner los toppings que queráis y que más gusten a vuestros hijos.

Lo ideal es dejar reposar el pudding una noche entera en la nevera pero si tenéis poco tiempo, en media hora lo tendrás listo (acordaros pero que la consistencia tendrá que ser un poco espesa y gelatinosa). Yo personalmente lo he preparado una mañana para la tarde y he dejado pasar 4 horas antes de consumirlo. En el caso que lo preparáis el día anterior, si la mañana siguiente está demasiado seco, le podéis añadir un poco de leche vegetal y remover. Con la cantidad de ingredientes que os indico, he rellenado 3 vasitos cristal de yogur.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • un vaso de leche de almendras (o de arroz, avena)
  • 2 cucharaditas de cacao sin azúcar en polvo
  • 2 cucharadas de sirope de agave (según el gusto)

Cocinamos:

  • Mezclar todos los ingredientes de manera uniforme y dejar reposar en la nevera hasta que se forme una consistencia gelatinosa.
  • Dar espacio a la imaginación y decorar con lo que más te guste (fruta, semillas, mermelada, chips de coco ect..).

En mi caso he usado una mermelada casera de arándanos, frambuesas y cerezas. Lamento no haberle hecho una foto y privarla del protagonismo que se merecía (estaba riquísima), pero os cuento en lineas generales como la he preparado; espero que os pueda servir igualmente. He puesto toda la fruta (en total unos 400gr)  en una olla con una cuchara de zumo de limón y una de sirope de agave. La he cocinado a fuego bajo durante 20 minutos. Resultado sorprendente!

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s