Caldo de pollo 1

el

Seguimos malitos, se ve que el virus boca manos pies no se quiere ir. El peque tiene la garganta irritada, come poco y me pide pecho a menudo. He pensado que para cenar le podría ir muy bien algo suave y calentito, como un caldo de pollo. Mi madre me lo preparaba siempre cuando tenía amigdalitis y yo, aunque soy novata en el tema, no podía ser de menos. Lo he hecho con pocos ingredientes, los que ya tengo introducidos. Seguro que más adelante le podré añadir más cosas y hacerlo aún más sabroso; aunque os aseguro que el de hoy no estaba nada mal. Lo he preparado sin sal, pero yo y el papá la hemos añadido a parte a nuestras porciones. He querido añadirle consistencia acompañándolo con un poco de mijo, más fácil para coger con la cuchara. El arroz o pasta maravilla son otras muy buenas opciones. Lo bueno de preparar un caldo es que luego puedes hacer croquetas; yo aún no soy experta en ellas pero me pondré las pilas para que me salgan unas decentes. Pero volvemos al caldo; @polpetta ha probado solo una cucharadita y el resto ha dicho que “pa mi”. Entonces probé a darle un trozo de pollo y una zanahoria de la misma olla y lo ha comido más a gusto. La receta aquí abajo.

Ingredientes:

  • 4 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 patata
  • 1 muslo de pollo
  • cascaras de pollo
  • 4 litros de agua

Procedimiento:

  • Poner todos los ingredientes en una olla grande y dejar cocinar 1 hora y media.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s